Acuaristas de Heal the Bay

Acuaristas de Heal the Bay José Bacallao y Seth Lawrence trabajando en el muelle

Grandes acuarios vinculados con instituciones de investigación como Scripps en San Diego o Acuario de Monterey Bay, no son los únicos lugares que investigan la vida marina. Los muelles a lo largo de la Bahía de Santa Mónica son también el hogar de pequeños acuarios que son operadas por organizaciones locales.

Uno de los más jóvenes de ellos, es el Santa Monica Pier Aquarium, este está a cargo de Heal the Bay. Donde el acuarista José Bacallao está efectuando un estudio marino.  "Hemos recibido el cráneo de un delfín de pico", dice.

El cráneo va hacer puesto en un gran balde blanco, y luego será sumergido en el océano a un costado del muelle. Bacallao describe el proceso de lo maceración con mucho interés, la forma en la cual las bacterias transmitidas naturalmente por el agua, van a quitar la piel y los ligamentos del cráneo para que sea digna de exhibición.

"En los próximos 6-7 meses vamos a observar y vamos a dejar que los microorganismos y las bacterias del océano descomponga la piel para que la cabeza  se pueda tener de regreso en el acuario y se pueda enseñar a los niños acerca de este hermoso animal. "

Bacallao y compañero acuaristas Seth Lawrence salen a recoger algas en la bahía una vez por semana para alimentar a los animales en exhibición.

"Buscamos algas boa de plumas, que añade un montón de grandes beneficios a nuestros tanques", dijo Seth. "Se ve muy bien en el mar. También vamos a recolectar algas gigantes, estas alimentan a muchos de nuestros animales como nuestros moluscos y liebres marinas."

Bacallao y Lawrence son irreverentes, pero también albergan un gran respeto por su entorno.

Bacallao dice que la bahía es su patio trasero, "Cuando estoy aquí, o estoy en el agua, paddleboarding con mis hijas, pescando, tidepooling, siempre he visto esta como nuestro recurso."  "Siempre la he mirado como un recurso para nuestra comunidad en general." Dijo.

Esa es la forma en cual él quiere que los visitantes del Acuario Santa Monica Pier la vean también. Todos sus animales, las plantas, incluso el agua provienen de la bahía.

El acuario de Santa Monica Pier es el más difícil de encontrar, está escondido debajo del paseo marítimo, cubierta por el muelles. Sin embargo la directora del acuario, Vicki Wawerchak, dice 80.000 personas al año, en especial las locales, lo encuentran.  "Muchos papas, van al acuario una vez por semana, es como una especie de extensión de su casa, sabes," dijo Wawerchak.

Este acuario es una extensión del trabajo que hace Heal the Bay, con 30 años de experiencia defendiendo el medio ambiente, localizado en Santa Monica.